martes, 14 de febrero de 2012

CÓMO ALIÑAR UNA ENSALADA

Una cosa tan simple, como es el aliño de una ensalada (lechuga, escarola, berros,...), también tiene su técnica. 
Lo primero es reunir un buen aceite de oliva virgen extra, y un poco de vinagre de vino.
La proporción ideal de estos ingredientes es 75% de aceite y 25% de vinagre (se puede aumentar la cantidad de vinagre, si su sabor es muy suave).
Lo siguiente que se ha de hacer es echar estos líquidos en una taza, añadir sal (y pimienta) al gusto y batirlo con un tenedor. La costumbre de aliñar directamente y por separado sobre la ensalada, no es la forma correcta, pues unas hojas quedan bañadas en aceite, mientras que otras quedan impregnadas en vinagre.
El último paso es verter el aliño sobre la ensalada (bien escurrida, para que absorba toda la sal) y dar una vuelta con un par de tenedores.
Además, hay que tener en cuenta que el aliño se debe realizar justo antes de servir la ensalada, pues de lo contrario, se estropearía la textura de los vegetales.

1 comentario:

  1. Tienes toda la razón, me parece la mejor manera de hacerlo.

    ResponderEliminar